Además del trigo... Fuentes alternativas de hidratos de carbono

Publicado Por: Farmacia Rodriguez Galindo En: Blog En: Comentario: 0 Visitas: 838
La base de toda dieta equilibrada está fundamentada en el consumo de alimentos que nos aporten hidratos de carbono complejos, como el trigo, el arroz o las legumbres. Pero debido a la globalización y a la necesidad de las sociedades occidentales de diversificar su dieta y probar “cosas nuevas y saludables”, se han introducido nuevos alimentos que nos aportan esos hidratos de carbono, los cuales no teníamos la costumbre de consumirlos de forma habitual.
Es relativamente fácil encontrarlos, de hecho, no es demasiado complicado encontrarlos en los herbolarios, tiendas especializadas, y cada vez es más común verlos en grandes superficies.
Vamos a ver con un poco más de detalles algunos de estos “cereales” o “pseudo cereales” y como podemos incluirlos en nuestra dieta.

Quinoa 

La quinoa es un pseudocereal, es decir, no es realmente un cereal pero se consume de forma parecida. Es originario de algunos países de América del Sur, como Bolivia o Perú.

El aporte calórico es similar a algunos cereales, aporta proteínas de elevada calidad, tiene un importante contenido en fibra y más grasa en comparación al arroz o al trigo, pero más de la mitad de los ácidos grasos que contiene son poliinsaturados, como el omega 6 y el omega 3

Quinoa.jpg

Y su contenido en vitamina E, vitamina B2 y ácido fólico también es considerable, así como de hierro, magnesio, fósforo y zinc. Y no contiene gluten.

Se vende en grano, en preparados tipo snack, bebida de quinoa. Se puede cocinar con verduras, en forma de sopas, cremas, en ensalada, como acompañamiento de carnes y pescados, en postres como galletas y tartas.

Trigo sarraceno

También conocido como alforfón, no es realmente un cereal, pero el uso que se le da es similar. Se comenzó a cultivar en zonas de China y el Himalaya, y hoy en día Rusia y China son los principales productores.
Nutricionalmente es un alimento que aporta bastantes proteínas, teniendo en cuenta que es un vegetal. Rico en lisina, no contiene gluten.

TRIGO%2BSARRACENO%2BCUENCO.jpg

Su contenido calórico no es nada despreciable y contiene ácidos grasos poliinsaturados, por lo que ayuda a prevenir y combatir enfermedades cardiovasculares. Vitaminas del grupo B (como B2 y B3), calcio, magnesio, fósforo, hierro y zinc. También antioxidantes, como la rutina. No contiene gluten.
Se fabrican con harinas, panes, bollería, galletas, pasta (como por ejemplo la pasta muy consumida en Japón, conocida como Soba), cereales de desayuno.

Comentarios

Deja tu comentario